PESCA EN VALDELAGRANA, PUERTO DE SANTA MARÍA-CÁDIZ

valdelagranaEl Puerto de Santa María se ubica sobre la ribera y desembocadura del río Guadalete. Posee una extensión superficial de 159 km².

Según la leyenda, la ciudad fue fundada por Menesteo, rey ateniense que participó en la guerra de Troya. Cuando terminó la guerra y volvía a casa, le habían asaltado su trono y tuvo que emigrar. Navegando sin ningún destino fue a parar justo a la desembocadura del río Guadalete y fundó la ciudad, Puerto de Menesteo.

En 1281 y según la carta-puebla que fue concedida por Alfonso X el Sabio, la localidad pasó de aldea musulmana tributaria del reino de Castilla a ciudad de realengo, constituyó Concejo propio y fue denominada oficialmente Gran Puerto de Santa María, aunque popularmente se la conocía como El Puerto.

Situada en la N-IV a unos 2 km. del Puerto de Santa María (Cádiz), la playa de Valdelagrana se presenta como un lugar ideal para la práctica de la pesca.

Dispone de una extensa playa desde donde poner en práctica la técnica del surfcasting y un espigón para la pesca al “curri”, con boya o a fondo, donde podemos encontrar todo tipo de especies, como la baila -dicentrarchus punctatus-; lubina (robalo) – dicentrarchus labrax-: palometón (palometa) -lichia amia-; jurel (chicharro) -trachurus trachurus-; congrio -conger conger -; chova (anjova, anchova)-pomatomus saltatrix-; sargo – diplodus sargus-; herrera -lithognathus mormyrus-; dorada – sparus aurata-; mojarra -diplodus vulgaris-; corvina – argyrosomus regius-; aguja -belone gracilis-; lisa -chelon labrosus-; etc.

Los cebos más utilizados son: el muergo (navaja), el choco (sepia), el camarón, la gusana americana, la tita, ciertos engodos y masillas, y artificiales como las cucharillas ondulantes y muestras de silicona y vinilo con los que es aconsejable utilizar terminales de acero, pues abundan las chovas que no tardarán en cortar el sedal por grueso que sea. Ultimamente se está utilizando el asticot con excelentes resultados. La pesca al “curri” se realiza con muestras de vinilo de anguilón desde 4 cm. a 8 cm, con líneas de un máximo del 28, buldó de 30 a 60 g. y 2,5-3 mts. de terminal con dos muestras (Ver artículo “Pesca de depredadores al lance ligero”).

lubina

jurel

En concreto, para este tipo de pesca, se deben de aprovechar las primeras horas del día, que es cuando más actividad muestran las especies depredadoras que pueblan estas aguas (baila, lubina, lacha, palometón, etc.) y estar muy pendientes del movimiento de las aves, observando donde se lanzan al agua para capturar pequeños peces, pues seguro que suben a la superficie debido a la presión que ejercen desde la profundidad dichas especies predadoras.

Con el sistema de boya de agua o bombeta, podremos alcanzar unas distancias de hasta 80-100 mts. La recuperación debe de ser lenta, combinándola con pequeños tirones para conseguir llamar la atención de los peces. Debemos de tener en cuenta que la actividad puede durar apenas unos minutos y aprovechar al máximo nuestros lances.

Cuando se deja de observar actividad en la superficie, otro sistema muy efectivo es el de arrastre a medias aguas, utilizando un plomo de 15 a 40 g, con tres o cuatro muestras por encima de este, a una distancia de 20 o 30 cm. entre ellos.

El verano es una buena época para esta pesca, aunque los mejores meses son los de septiembre y octubre y, por experiencia propia, aquellos días posteriores a un viento de levante moderado, son los que mejores pescatas nos pueden deparar.

baila

palometa

Playa de valdelagrana

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail