PRÁCTICA DE LA CAPTURA Y SUELTA EN LA PESCA

Las especies de pesca deportiva son demasiado valiosas como para que los peces sean capturados sólo una vez(Handbook of Freshwater Fishing, 1939, Lee Wulf)
¿Qué se entiende por Captura y Suelta?

La devolución inmediata al agua de los ejemplares nada más ser capturados, con el menor daño posible y en condiciones en que no se ponga en peligro su supervivencia

captura y suelya¿Qué conseguimos con devolver los peces al agua?

Devolviéndolos al agua, garantizamos el mantenimiento de las poblaciones y la posibilidad de seguir desarrollando la pesca el día de mañana.

No sólo se evita reducir en exceso el número de ejemplares, sino que se logra, además, mejorar su desarrollo y reproducción

¿Dónde pescar en “CAPTURA Y SUELTA” en Madrid?

En cualquier tramo, cuando se garantice la supervivencia del ejemplar.

En particular existen tramos acotados y tramos libres calificados de “captura y suelta” gestionados por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en la zona truchera y en los cotos consorciados en los ríos Lozoya, Manzanares, Aceña o Cofio.(También hay tramos libres de “CAPTURA Y SUELTA” para ciprínidos.)

Todos ellos están debidamente señalizados.

capsu

 

¿Cómo podemos ayudar al mantenimiento de la pesca?

– Solicitando la Licencia y el permiso de pesca para los acotados.

Pescar no es matar ni recolectar peces… Practica una pesca deportiva, no abusiva

– Cumpliendo con lo estipulado en las normas de la Ley y Orden de Vedas de Pesca vigente.

– Respetando las épocas de veda.

– Fomentando la “pesca sin muerte” o “captura y suelta”.

– Adaptándote a los cupos máximos y dimensiones mínimas de captura.

– Manteniendo limpios los márgenes de los ríos y embalses.

– No alterando el caudal, el lecho, ni la vegetación de los cauces de los ríos.

– Conociendo y preservando las especies piscícolas protegidas, especialmente en época de freza.

– Contando todo esto a otros pescadores.

Los peces son más valiosos cuando están en el río

 

Cómo devolver un pez al agua

Antes de empezar

– Usa anzuelos simples. (Los que son sin “muerte”, “arpón” o “arponcillo” hacen menor herida, se extraen con más facilidad y menor daño, “Los peces son más valiosos cuando están en el río”y no por ello se pierde la pieza que ha picado).

– Puedes aplastar la rebaba o arponcillo ayudado de unos alicates finos.

-Es recomendable el empleo de cebos artificiales antes que los naturales, que son más susceptibles de ser ingeridos por el pez. Consultar los cebos autorizados en cada tramo.

– Utiliza sedales resistentes (dentro de las condiciones de la modalidad empleada). Evita que el pez rompa la línea y escape con el anzuelo y parte del nylón.

Para sacarlo

– Evita una pelea larga con el pez. Aproxímalo con relativa rapidez. Si procuras no agotarlo demasiado la recuperación será más fácil.

– No arrastres el pez por el fondo u orillas. Evita que se golpee con las piedras.

– Si es posible, no lo saques del agua. Si lo haces, ayúdate de una sacadera. (Son mejores las de redes finas, no abrasivas y sin nudos).

– Manipúlalo lo menos posible y hazlo con las manos mojadas a una temperatura similar.

– Mantén especial cuidado con las agallas y la mucosa que le protege de parásitos y enfermedades de la piel.

El empleo de la muerte en los anzuelos supone una mortalidad de 2 a 4 veces mayor que la originada por anzuelos simples sin arponcillo

Para desclavarlo

– Tómalo suavemente por el vientre sin oprimirlo. Mantenlo con la piel húmeda.

– Si es posible retira el anzuelo con los dedos pulgar e índice.

– Si se encuentra clavado profundamente puedes ayudarte de un desanzuelador.

– Si la extracción del anzuelo es difícil o puede dañar gravemente los órganos internos del pez o provocar una herida mayor, corta la línea o hilo lo más próximo posible al anzuelo. Puede que él mismo lo expulse.

– Los anzuelos estañados -no los de acero inoxidables- se disuelven por los ácidos estomacales si el pez escapa con él clavado.

Para soltarlo

Si lo devuelves al agua… quizás en otra ocasión lo volverás a ver más grande y puedas competir de nuevo

– No lo arrojes al agua de golpe.

– Mantenlo en tus manos mirando aguas arriba y facilitando su respiración.

– La forma más conveniente es cogerlo con una mano por la parte inferior a la altura del comienzo de la cola y sosteniéndolo con la otra mano por el vientre a la altura de las aletas pectorales.

– Hazlo en una zona con cierta corriente. Si no la hay, puedes moverlo en la dirección del pez para que entre oxígeno por sus branquias.

– Sujétalo hasta que él haga intentos de escaparse.

– No lo sueltes en un tramo donde la corriente sea tan fuerte que lo arrastre.

 

Tríptico sobre la captura y suelta de peces

cam

Download pdf

http://www.madrid.org

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail