Para que nuestras posibilidades de pescar aumenten, una técnica depurada y una caña de buena calidad, deben de complementarse con un bajo de línea adecuado para que nuestros lances sean largos y precisos, y para que la mosca se pose en el agua de una forma natural.
 
Mostramos unos ejemplos de bajos de línea probados en cada una de las situaciones y sitios de pesca que se describen.
 
 
 
 
Terminal en disminución sin nudos, de 2,7 mts.(+ tramo final) para utilización en ríos.
 
 
Ventajas: De facil uso, cambio rápido y ausencia de enredos por carecer de nudos.
Inconvenientes: precio excesivo, hay que llevar varios para preveer perdidas y roturas.
 
 
 
 
Terminal en disminución con nudos, de 2,85 mts.(+ tramo final) para utilizar en la mayoría de los ríos.
 
 
 
 
 
Terminal en disminución con nudos, de 1,80 mts.(+ tramo final) para utilizar en pequeños ríos y arroyos.
 
 
 
 
 
Terminal en disminución con nudos, de 3,35 mts.(+ tramo final) para utilizar en lagunas y pantanos.
 
 
Ventajas: Confección facil y precio económico.
Inconvenientes: Posibilidad de enganches de la mosca con los nudos; si no se es un lanzador experimentado, no son muy recomendables en días ventosos.
 
 




Estadísticas